Lunes, 26 de Febrero del 2024

Últimas noticias

ONCOLOGÍA MÉDICA

Olaparib aumenta notablemente la supervivencia libre de progresión en cáncer de ovario con mutación BRCA

JANO.es · 25 agosto 2014

El fármaco, un inhibidor del PARP, cuenta con un mecanismo de acción diferente al de otros medicamentos.

La revista The Lancet Oncology ha publicado recientemente nuevos datos respecto a la eficacia de olaparib, un inhibidor del PARP desarrollado por AstraZeneca, en pacientes con cáncer de ovario seroso de alto grado y portadoras de la mutación BRCA 1 o 2. En este sentido, la supervivencia libre de progresión en estas pacientes se incrementó más del doble, pasando de 4,3 meses a 11,2 con una toxicidad escasa y tolerable. “Olaparib constituye un tratamiento de mantenimiento eficaz en pacientes con cáncer de ovario, seroso de alto grado, platino-sensibles y portadoras de la mutación de BRCA 1 o 2, ya sea por vía germinal (heredada en los genes) o somática (adquirida por el tumor)”, explica el Dr. César Mendiola, del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario 12 de Octubre, de Madrid.

Una de las características de las mutaciones en los genes BRCA1 y 2 es la dificultad para reparar las alteraciones en el ADN. Esta nueva familia de fármacos actúa en este punto para favorecer la muerte celular del tumor y aumentar el tiempo sin recaída. “Si en los últimos años los fármacos antiangiogénicos han constituido un avance notable en el tratamiento del cáncer de ovario avanzado unidos a la quimioterapia estándar, tras esta publicación en The Lancet Oncology, se abre una nueva etapa con la incorporación de otra familia de fármacos, los inhibidores del PARP, con olaparib a la cabeza. Su mecanismo de acción, diferente a los fármacos previos, incide de una forma específica sobre otra de las debilidades de la célula tumoral: la inestabilidad genética. De esta forma, a la dificultad de reparación del DNA que tienen las pacientes con mutación BRCA1 o 2, unimos la inhibición de otro mecanismo de reparación del DNA, el sistema PARP, favoreciendo la ‘letalidad sintética’ y la muerte celular, prolongando de forma significativa la supervivencia libre de progresión en estas pacientes”, asegura este especialista.

La eficacia de olaparib es similar en las dos mutaciones del gen BRCA, 1 y 2, por ello, resulta fundamental detectar esta mutación en el momento del diagnóstico. “Ya se recomienda realizar la determinación de las mutaciones BRCA 1 y 2, a nivel germinal a través de un análisis de sangre, en todas las pacientes con carcinoma seroso de ovario, de alto grado y enfermedad avanzada”, afirma el Dr. Mendiola.

Según el experto, “olaparib, al incrementar de forma significativa el tiempo sin recaída en este grupo de pacientes, produce un beneficio clínico indudable, pero también psicológico para las pacientes y sus familias, pues la recidiva es lo que más les preocupa. Además, este beneficio se consigue con un fármaco oral, bien tolerado y con pocos efectos secundarios”.

“Evitar o retrasar la aparición de las recaídas, tanto en primera como en segunda línea y sucesivas de tratamiento, sigue siendo uno de los retos más importantes en cáncer de ovario. En este campo es donde los inhibidores de PARP, y específicamente olaparib, podrían tener un papel relevante como tratamiento de mantenimiento, en pacientes con mutación BRCA1 y/o BRCA2”, concluye el Dr. Mendiola.

Noticias relacionadas

29 Aug 2011 - Actualidad

Un fármaco experimental muestra resultados prometedores contra el cáncer de ovario

El olaparib reduce el tamaño del tumor en pacientes de cáncer de ovario no heredado, que es mucho más común que los cánceres de ovario con mutaciones BRCA.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?