Lunes, 10 de Agosto del 2020

Últimas noticias

ONCOLOGÍA MÉDICA

Pazopanib se consolida como tratamiento para el cáncer renal a los 3 años de su lanzamiento

JANO.es · 23 julio 2014

La terapia con este fármaco ha demostrado un perfil muy favorable de eficacia y tolerabilidad en personas con carcinoma de células renales localmente avanzado y/o metastásico.

Votrient (pazopanib) es una terapia oral que se comenzó a comercializar en España hace tres años para el tratamiento del cáncer renal metastásico. Administrado una vez al día, retrasa la progresión tumoral en pacientes con cáncer de células renales avanzado, el tercer tumor genitourinario en frecuencia.

Pazopanib inhibe los mecanismos relacionados con la progresión del cáncer renal, bloqueando y reduciendo su crecimiento. Según el doctor José Ángel Arranz, del Servicio de Oncología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, “desde su aprobación en España, decenas de pacientes con carcinoma renal metastásico han sido tratados con Votrient en nuestro país. El sentir general entre los oncólogos y entre nuestros pacientes es que pazopanib es un fármaco muy bien tolerado y cuya eficacia en la práctica diaria coincide con los resultados de los estudios clínicos que sirvieron de base para su aprobación”.

Así lo avalan también los datos del estudio internacional COMPARZ (COMParing the efficacy, sAfety and toleRability of paZopanib vs. sunitinib), uno de los mayores ensayos clínicos realizados en cáncer renal, que ha contado con una significativa implicación de España, gracias a la participación de ocho grandes hospitales de nuestro país.

En este estudio comparativo y abierto, pazopanib ha demostrado no inferioridad frente a sunitinib en términos de supervivencia libre de progresión. El Dr. Arranz, investigador del estudio, ha señalado que “los resultados del estudio COMPARZ publicados en la revista NEJM, demuestran que se cumple el objetivo principal de no inferioridad de pazopanib frente a sunitinib, así como la ausencia de diferencias significativas en otros objetivos secundarios de eficacia, incluyendo la supervivencia global, cuyos datos han sido además actualizados recientemente y publicados en la misma revista. Por otro lado también se revela el buen perfil de tolerancia del fármaco.

Con la suma de estas evidencias, pazopanib se consolida por tanto como una de las opciones estándar para los pacientes con carcinoma renal metastático de células claras de pronóstico bueno e intermedio”. del estudio COMPARZ publicados en NEJM, demuestran que se cumple objetivo principal de no inferioridad de pazopanib frente a sunitinib así como la ausencia de diferencias significativas en otros objetivos secundarios de eficacia incluyendo la supervivencia global, cuyos datos han sido además actualizados recientemente y publicados en la misma revista. Por otro lado también se revela el buen perfil de tolerancia del fármaco. Con la suma de todas estas evidencias, pazopanib se consolida por tanto como una de las opciones estándar para los pacientes con carcinoma renal metastático de células claras de pronóstico bueno e intermedio”.

Los resultados también demuestran una diferencia estadísticamente significativa a favor de pazopanib en once de los catorce apartados sobre Calidad de Vida, que incluyen mediciones de fatiga, mucositis y síndrome mano-pie, entre otros valores. Según el Dr. Arranz, “a diferencia de la quimioterapia clásica, pazopanib se administra por vía oral de forma continuada, es decir, su administración es muy cómoda para el paciente”.

El futuro del cáncer renal

Según los datos recogidos en los últimos años, parece existir una tendencia hacia un incremento de la incidencia del cáncer renal. Por ello, los expertos creen que el futuro de la enfermedad debe pasar por el diagnóstico en etapas más tempranas, y por las continuas mejoras de los tratamientos, ya que actualmente no existen programas de detección precoz de este tipo de tumores.

Para el Dr. Castellano, presidente del Grupo Español de Oncología Genitourinaria (SOGUG), “el uso de nuevas terapias dirigidas antiangiogénicas ha revolucionado en los últimos 6 años el tratamiento de la enfermedad avanzada, consiguiendo mejorar los tiempos de recaída del tumor y en algunos casos la supervivencia global”.

Según este experto, “el futuro del tratamiento de esta enfermedad pasa por identificar y seleccionar mejor los pacientes que se benefician de estos tratamientos y personalizarlos para conseguir los mejores resultados y la menor toxicidad posible en cada caso”.

En el manejo de los tumores localizados se han hecho cada vez más habituales los tratamientos conservadores, en los que se extirpa el tumor sin necesidad de resecar todo el riñón, preservando por tanto la función renal. Sin embargo, los avances más espectaculares se han producido en el tratamiento de la enfermedad metastásica, con la aparición de medicamentos específicamente dirigidos a contrarrestar los mecanismos de desarrollo y diseminación tumoral; entre ellos destacan los fármacos antiangiogénicos. “Hoy conocemos ya la forma de utilizar estos fármacos eficazmente de manera secuencial para optimizar su eficacia. Con todo ello, es muy probable que en un futuro no demasiado lejano consigamos convertir el cáncer de riñón metastásico en una enfermedad crónica”, según el doctor Arranz.

El cáncer renal en España

En España se detectan en torno a 4.000 casos de carcinoma de células renales cada año; de ellos, dos terceras partes se diagnostican en estadios localizados o localmente avanzados, sin metástasis a distancia, y por lo tanto son susceptibles de tratamiento con intención curativa. En un elevado número de casos, el diagnóstico se hace de forma casual, al realizar una exploración radiológica por otro motivo, puesto que en muchas ocasiones, el tumor no produce sintomatología, al menos en etapas iniciales.

Existen varias formas de cáncer de riñón hereditario, asociado a alteraciones genéticas, pero en la inmensa mayoría de los casos el tumor se origina, de forma adquirida, en pacientes sin historia familiar de la enfermedad. Aunque no existen claros factores de riesgo, sí parece haber cierta relación entre obesidad, tabaquismo y cáncer de riñón. Este cáncer es típicamente un tumor de la edad adulta, con una incidencia máxima entre los 50 y 70 años -aunque no es infrecuente el diagnóstico en edades más precoces- y es entre 1,5 y 2 veces más frecuente en varones que en mujeres.

Noticias relacionadas

02 Apr 2014 - Actualidad

Los pacientes con carcinoma de células renales muestran preferencia por seguir el tratamiento con pazopanib

El estudio PISCES evalúa la preferencia de tratamiento en pacientes con carcinoma de células renales localmente avanzado o metastásico que no habían recibido ninguna terapia sistémica previa.

25 Feb 2014 - Actualidad

Disponible en España pazopanib, primera terapia oral para el sarcoma de tejidos blandos avanzado

El estudio Palette, en el que el 73% de los pacientes obtuvo beneficio clínico, concluye que este fármaco triplica la supervivencia libre de progresión frente a placebo.

03 Jun 2013 - Actualidad

El uso de pazopanib tras quimioterapia en mujeres con cáncer de ovario reduce el riesgo de progresión de la enfermedad

El estudio de fase III relativo al uso de este fármaco muestra que la mediana de supervivencia libre de progresión de la enfermedad en el grupo de pazopanib fue de 17,9 meses, mientras que en el grupo control fue de 12,3.

Copyright © 2020 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?