Martes, 01 de Diciembre del 2020

Últimas noticias

ANDROLOGÍA

Reconstrucción total de un pene con tejido del antebrazo

JANO.es y agencias · 03 junio 2008

La intervención, que se realizó en Barcelona a un paciente senegalés de 26 años, permite recuperar todas las funciones genitales y reproductivas

La Fundació Puigvert y el Hospital Sant Pau de Barcelona han aplicado con éxito una nueva técnica de reconstrucción total del pene a partir del tejido subcutáneo y la piel del antebrazo del paciente, mediante la cual ha podido recuperar la forma morfológica y las capacidades funcionales del miembro en un paciente senegalés de 26 años de edad, a quien mutilaron el pene en la guerra civil de Costa de Marfil hace cinco años.
 
La intervención la realizó un equipo multidisciplinar de ambos centros a dicho paciente, que acudió en enero de 2008 a la Fundación Puigvert, donde se decidió llevar a cabo el programa de reconstrucción que desde hace años elaboraba junto al Hospital de Sant Pau.
 
Tanto el director del Servicio de Andrología de la Fundación Puigvert, Eduard Ruiz Castañé, como el director del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del Hospital de Sant Pau, Jaume Masià, destacaron que la intervención ha permitido que el paciente recupere sus principales funciones sexuales, tener hijos sin problemas si es fértil y miccionar de pie.
 
La operación, que duró 10 horas, es "muy compleja", según resaltaron los citados especialistas, ya que, a partir del tejido subcutáneo del antebrazo del paciente se ha reconstruido el cuerpo del nuevo pene y su piel, mientras que la piel del mismo brazo se ha utilizado para crear una nueva uretra.
 
La selección del antebrazo para llevar a cabo esta reconstrucción responde al hecho de que esta área anatómica facilita una piel y un tejido celular subcutáneo muy parecidos al del pene. Paralelamente a la reconstrucción del cuerpo del pene, también se procedió a la reconstrucción estética del glande.
 
Una vez reconstruidas las dos partes, se procedió a empalmar, aprovechando los nervios, el nuevo pene con la arteria femoral y la vena safena. Debido a que el sistema genital masculino reproductivo del paciente -testículos, próstata y vesículas seminales- estaba intacto, al realizar la anastomosis del nervio antebraquial cutáneo con el nervio dorsal del pene, se consiguió preservar la sensibilidad del miembro y la posibilidad de alcanzar el orgasmo y la eyaculación.
 
Para sustituir el tejido del antebrazo, se le ha extraído del muslo para recubrir la zona, que no ha perdido movilidad. Dentro de seis meses aproximadamente, se implantará al paciente una prótesis hidráulica de pene, que le permitirá tener una erección normal y realizar coitos con penetración.
 
El Dr. Ruiz Castañé aseguró que esta nueva técnica se podría utilizar, además de con pacientes mutilados, con personas que han sufrido amputación debido a un cáncer, explosiones o heridas por arma. El equipo ya tiene en cartera dos pacientes oncológicos con amputación de pene que podrían recibir la misma técnica.
 
Por su parte, el Dr. Masià añadió que "no es una técnica diferente" a otras cirugías reconstructivas, pero sí que lo es el concepto de restituir "forma y función" al pene. Las dos instituciones tienen la voluntad de continuar en el futuro aplicando esta técnica, que a diferencia de anteriores ha permitido que el paciente recupere funcionalidad y morfología.
 
Copyright © 2020 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?