Sábado, 18 de Mayo del 2024

Últimas noticias

HEMATOLOGÍA

Rituximab aumenta el tiempo libre de progresión de la leucemia linfocítica crónica

Yolanda Barba, San Francisco · 09 diciembre 2008

Los resultados de los estudios CLL-8 y REACH abren una vía de investigación con anticuerpos monoclonales

El tratamiento combinado con un anticuerpo monoclonal y quimioterapia convencional aumenta el tiempo libre de progresión en los pacientes con leucemia linfocítica crónica (LLC). Según los resultados de los estudios CLL-8 y REACH presentados en el último Congreso Americano de Hematología, que se celebra en San Francisco, la administración de rituximab con quimioterapia convencional consigue aproximadamente el doble de remisiones completas y proporciona una mayor duración del control de la enfermedad, tanto en pacientes de nuevo diagnóstico como en recaída, sin un incremento en la toxicidad en el enfermo.
 
La LLC es el tipo de leucemia mas frecuente en los países occidentales y se manifiesta preferentemente entre los 65 y 70 años. Su incidencia estimada es alrededor de 5 casos por 100.000 habitantes y año.
 
Los tratamientos para la LLC tienen efectos secundarios que son en ocasiones peligrosos para la salud, por lo que los tratamientos potencialmente más eficaces no se recomiendan a los pacientes de edad más avanzada, por los riesgos que conllevan. En la actualidad el tratamiento más recomendable para la LLC es la combinación de dos fármacos, fludarabina y ciclofosfamida, por la calidad y duración de las respuestas en la enfermedad.
 
Sin embargo, según el Dr. Javier de la Serna, del Servicio de Hematología del Hospital 12 de octubre de Madrid, "en el tratamiento de la enfermedad con quimioterapia ya está todo inventado. A partir de ahora y con estos estudios se abre una puerta sobre la investigación con anticuerpos".
 
Cuando el anticuerpo monoclonal rituximab (Mabthera), se une al antígeno CD2O, que se encuentra en la superficie de los linfocitos B, esta proteína localiza las células cancerosas para eliminarlas directamente o estimular al sistema inmunitario para que las elimine. Dado que las células madre –progenitoras de los linfocitos B- de la médula no tienen antígeno CD20, los linfocitos B sanos pueden regenerarse después del tratamiento y alcanzar concentraciones normales durante varios meses.
 
El rituximab está indicado para el tratamiento, en asociación con quimioterapia, de pacientes con linfoma folicular de estadio III-IV no tratados anteriormente. Asimismo, está indicado en el tratamiento de mantenimiento con rituximab en los pacientes con linfoma folicular recidivante o resistente al tratamiento que han respondido a un tratamiento de inducción con quimioterapia, asociada o no a este anticuerpo. Además, la monoterapia con rituximab está indicada para aquellos pacientes aquejados de un linfoma folicular en estadio III-IV que es quimiorresistente.
 
La combinación de rituximab con quimioterapia CHOP (ciclofosfamida, doxorubicina vincristina, prednisolona) ha demostrado su utilidad en pacientes con linfoma no Hodgkin difuso de linfocitos B grandes con antígeno CD20. Hasta el día de hoy se han tratado con rituximab más de 1,5 millones de pacientes en todo el mundo.
 
El Dr. Michael Hallek, del Hospital Universitario de Colonia (Alemania) sugirió que el "rituximab, en combinación con quimioterapia, tiene el potencial para convertirse en el nuevo estándar para tratar a pacientes con LLC". "El manejo de esta patología va a cambiar el uso de este fármaco que nos permitirá disponer de más opciones terapéuticas y mejores expectativas para nuestros pacientes" añadió.
 
Estudios CLL-8 y REACH
Durantes más de 6 años los ensayos CCL-8 y REACH, han analizado los beneficios de añadir rituximab al tratamiento estándar de la LLC. En el primero participaron 191 centros de 11 países, entre ellos cinco hospitales españoles. En el REACH trabajaron 88 centros de 17 países, con la participación española del Hospital Universitario de la Princesa.
 
En el CLL-8 se incluyó a 817 pacientes con LLC no tratados con anterioridad. En este estudio aleatorizado, los pacientes recibieron rituximab en combinación con quimioterapia (fludarabina y ciclofosfamida) o sólo quimioterapia. En dos años de seguimiento, un 76% de los pacientes tratados con rituximab logró que su enfermedad no progresara, frente a un 63,3% de los que sólo recibieron quimioterapia.
 
El REACH, estudio aleatorizado en el que se incluyó a 552 pacientes en fase de recaída de LLC tras un tratamiento previo con fludarabina y ciclofosfamida, demuestra la eficacia de la combinación de rituximab y quimioterapia, con un aumento del tiempo libre de progresión de 10 meses.
 

Noticias relacionadas

11 Feb 2008 - Actualidad

Rituximab en leucemia linfoide crónica

El fármaco, comercializado por Roche como MabThera, ampliará próximamente su uso para ser tratamiento de primera línea de de esta forma de cáncer

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?