Martes, 16 de Abril del 2024

Últimas noticias

49º CONGRESO DE LA EAFD

Se presenta el 'perfil de glucosa ambulatorio', nuevo concepto en monitorización de la glucosa

Óscar Giménez, Barcelona · 25 septiembre 2013

Abbott Diabetes Care apuesta en sus futuros dispositivos por una idea más visual para inculcar una mejor comprensión de la importancia de la variabilidad de los niveles de glucosa a lo largo del día.

Nadie duda de la gran importancia que tiene el control de los niveles de glucosa para prevenir las complicaciones de la diabetes, tanto tipo 1 como 2. A lo largo de los últimos años se ha puesto a disposición de profesionales sanitarios y de pacientes dispositivos cada vez más efectivos y sofisticados para conocer esos niveles. No obstante, Abbott Diabetes Care apuesta por dar un paso más en el ámbito de la monitorización de la glucosa con un nuevo concepto dirigido a que médicos, enfermeras, educadores y pacientes comprendan de una forma más visual la importancia del control de los niveles glucémicos a lo largo de las 24 horas del día.

Ese concepto, llamado perfil de glucosa ambulatorio (PGA), fue presentado en el marco del 49 Congreso Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, que se está celebrando esta semana en Barcelona.

Debbie Hicks, consultora de Enfermería en Diabetes (Reino Unido), recordó que en Europa hay 5,5 millones de personas afectadas por la enfermedad y que, a pesar de la importancia que tiene conocer los valores de glucosa para tenerlos bajo control, se estima que hasta el 60% de los diabéticos tipo 1 y el 67% de los diabéticos tipo 2 monitorizan sus niveles con menor frecuencia de lo que establecen las recomendaciones internacionales. Los motivos principales que citan los pacientes son, en este orden, los olvidos, estar cansados de hacer las mediciones tan frecuentemente y no tener tiempo para hacerlo. También mencionan el dolor y la inconveniencia de pincharse en el dedo a menudo, el coste e incluso que no lo consideran importante.

Los métodos de monitorización existentes tienen sus pros y sus contras. Respecto a la prueba de la hemoblobina glicada, Debbie Hicks comentó que es importante para el diagnóstico y la monitorización de los pacientes, pero no refleja de forma precisa la variabilidad diaria de los niveles de glucosa ni los episodios de hipoglucemia.

Los pacientes confían más en la automonitorización de la glucosa (AMG) y en la monitorización continua de la glucosa (MCG). La primera supuso un gran avance en el control de la diabetes, y las directrices internacionales la recomiendan para la mayoría de diabéticos tipo 1 y para los diabéticos tipo 2 que son tratados con insulina. La mayoría de pacientes deben medir sus niveles de 6 a 8 veces diarias. No obstante, entre sus desventajas citó que no están claros sus beneficios para diabéticos tipo 2 no tratados con insulina y que la mayoría de pacientes no mide sus niveles con la frecuencia recomendada, lo que impide tener información de niveles muy altos o muy bajos entre mediciones. Estos factores dan lugar a una imagen del control de la glucosa que no es del todo precisa ni fiable.

En cuanto a la monitorización continua, fue introducida en 1999 para medir los niveles de glucosa en tejido intersticial. El dispositivo consiste en un sensor, un transmisor y un monitor del tamaño de un teléfono móvil. El sensor se inserta bajo la piel del abdomen o del brazo y se mantiene ahí de 3 a 7 días. Las lecturas de glucosa se transmiten al receptor, que lleva consigo el paciente. El monitor muestra en pantalla los niveles glucémicos en tiempo real y emite una alarma cuando son demasiado bajos o demasiado altos. Las directrices recomiendan su uso para conocer los niveles de glucosa en tiempo real en pacientes con diabetes tipo 1.

Debbie Hicks destacó entre sus ventajas la capacidad para identificar tendencias y patrones en los niveles glucémicos, mejorar la detección de la hipoglucemia y la hiperglucemia, y proporcionar información para guiar la toma de decisiones terapéuticas. Además, la MCG se asocia a mejor calidad de vida para los pacientes, reduce la preocupación por la enfermedad y mejora el control.

Sin embargo, también apuntó que los dispositivos para la MCG de la glucosa pueden ser imprecisos hasta el 21% del tiempo, en particular durante los episodios de hipoglucemia y los cambios rápidos en los niveles de glucosa. Se utilizan en pacientes con diabetes tipo 1, pero no está establecida su efectividad en la diabetes tipo 2. Y otro de sus convenientes es su coste, teniendo en cuenta que no son reembolsables en muchos sistemas sanitarios. Estos factores han impedido su uso rutinario en Europa.

El Dr. Gerry Rayman, jefe del Servicio de Diabetes del Ipswich Hospital NHS Trust (Reino Unido), fue el encargado de presentar este nuevo concepto llamado perfil de glucosa ambulatorio (PGA). En su charla hizo énfasis en el famoso dicho de que una imagen vale más que mil palabras. En el caso de la medición de la glucosa, una imagen de la evolución de esos valores a lo largo de 24 horas valdría más que mil números, en referencia a las cifras que muestran los monitores.

Opinó que el PGA se basa en una gráfica que facilita que sanitarios y pacientes comprendan y promuevan el control glucémico, con la identificación de periodos de hiperglucemia e hipoglucemia que pueden afectar individualmente a cada paciente.

Patrones glucémicos

El informe que muestra el PGA, que se basa en la MCG, permite a médicos y pacientes ver los patrones glucémicos, sus tendencias y su variabilidad. Estos datos sirven al médico para ajustar mejor la terapia en caso necesario, mientras que al paciente le ayudan a entender más fácilmente lo que ocurre con sus niveles de glucosa a lo largo del día y de la noche.

Según el Dr. Rayman, todo esto facilita una discusión más productiva entre pacientes y profesionales sanitarios de cara a recibir una mejor educación en diabetes y manejar mejor la enfermedad, incluyendo decisiones dietéticas.

Finalmente, Jared Watkin, vicepresidente de Operaciones Técnicas de Abbott Diabetes Care, explicó que su compañía está trabajando en este concepto de perfil de glucosa ambulatorio para que sus futuros monitores muestren en su pantalla el gráfico del PGA del paciente a partir de las lecturas de los niveles de glucosa en tiempo real. El sistema estará integrado en sus monitores FreeStyle Flash, ya que en su opinión es necesario buscar alternativas a los sistemas actuales de automonitorización de la glucosa y de monitorización continua.

Noticias relacionadas

09 Jul 2012 - Actualidad

Empieza a comercializarse en España una 'app' para el autocontrol de la glucosa

DID realiza el recuento de los carbohidratos que ingiere el paciente a partir de las cantidades de comida que el propio paciente le indica.

20 Jun 2011 - Actualidad

Un estudio abre una vía para revertir los niveles de glucemia en los pacientes con diabetes 2

La automonitorización de la glucosa capilar propicia una mejora del control de la enfermedad, lo que, a su vez, repercute en una vuelta a la etapa anterior a la fase hiperglucémica.

03 Nov 2010 - Actualidad

Un nuevo sistema de monitorización de la glucosa es capaz de realizar 288 mediciones diarias

iPro2 detecta las fluctuaciones en los niveles de glucosa que producen complicaciones y que suelen pasar desapercibidas en las hemoglobinas glicosiladas y en las mediciones habituales de glucosa.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?