Sábado, 07 de Diciembre del 2019

Últimas noticias

NEUMOLOGÍA

Trastorno de estrés postraumático y asma

JANO.es · 27 noviembre 2007

Un estudio norteamericano realizado con veteranos de Vietnam relaciona por primera vez la enfermedad respiratoria con el trastorno de estrés postraumático en adultos

La Ley General de Sanidad de 1986 creó un modelo de Sistema Nacional de Salud basado en la atención primaria (AP). Sin embargo, como recuerda el Dr. Manuel Martín García, secretario de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), “el desarrollo de la AP se ha llevado a cabo de una forma lenta e irregular, una tendencia que se acentúo en 2001 después de la finalización del proceso de trasferencias sanitarias a las distintas comunidades autónomas”.

Por todo esto, la FADSP consideró necesario realizar una evaluación de la situación actual y del nivel de desarrollo de la AP en las distintas comunidades españolas. Para realizar este análisis se utilizaron algunos indicadores con gran influencia sobre su capacidad resolutiva y calidad asistencial, como son la disponibilidad de tiempo para la atención, el acceso a recursos diagnósticos y terapéuticos o la satisfacción de los ciudadanos. También se analizaron los cupos de habitantes por médico y profesional de enfermería, de menores por pediatra, los porcentajes con más de 1.500 personas asignadas y el gasto en AP per cápita.

Diferentes puntuaciones

Este informe concluye que existe una gran diferencia en cuanto a sus indicadores de funcionamiento entre las distintas comunidades, lo que se ejemplifica en sus diferentes puntuaciones, que van desde el máximo de Aragón (40) al mínimo de Canarias (20), con una puntuación media de 29,76.

Tras los resultados del estudio (ver recuadros), la Federación señala que si se quiere mejorar la AP se tiene que incrementar su presupuesto en al menos un 20% y se debe mejorar su capacidad resolutiva y la disponibilidad de tiempo permitiendo un cupo máximo de 1.250 ciudadanos por médico. Además, propone acabar con las actuales restricciones impuestas por muchos servicios de salud autonómicos, poniendo a disposición de los médicos de primaria más recursos diagnósticos y terapéuticos. Por último, insta a generalizar las guías y protocolos de actuación en todas las comunidades, así como a informatizar las consultas.

Conclusiones destacadas

Diferencias en la dotación de profesionales de AP:

– Habitantes mayores de 14 años por médico general: varía desde los 921 de Castilla y León hasta los 1.820 de Baleares (media de 1.461,41).

– Habitantes menores de 14 años por pediatra: desde los 808 de Asturias hasta los 1.300 de Castilla y León (media de 1.054,17).

– Habitantes por profesional de enfermería: desde los 1.237 de Extremadura hasta los 2.050 de Baleares (media de 1.666).

Diferencias en el gasto per cápita dedicado a la AP:

– Va desde los 102 euros por habitante y año de Madrid hasta los 190 de Extremadura (media de 138,23).

Diferencias en la opinión de los ciudadanos sobre el funcionamiento de la AP:

– Porcentaje de personas que prefiere la sanidad pública para la consulta del médico general o pediatra: desde el 41,9% al 76,4% (media de 58,62%).

– Porcentaje que opina que la atención recibida en la consulta de medicina general fue buena o muy buena: desde el 77,1% al 91,4% (media de 85,36%).

– Porcentaje de personas que piensan que la AP mejoró en los últimos años: valores entre el 38,7% y el 56,9% (media del 47,45%).

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?