Lunes, 22 de Abril del 2024

Últimas noticias

CARDIOLOGÍA

Un análisis de sangre ayuda a prevenir complicaciones en pacientes con miocardiopatía hipertrófica

JANO.es y agencias · 07 septiembre 2010

Una investigación detecta un biomarcador sanguíneo que se encuentra normalmente elevado en pacientes con esta enfermedad.

Investigadores de la Red de Investigación Cardiovascular (RECAVA) han identificado un biomarcador que puede ayudar a prevenir complicaciones clínicas en la miocardiopatía hipertrófica (MCH), mediante su detección en un análisis de sangre, según han publicado en The New England Journal of Medicine.
En esta patología, la enfermedad cardíaca de causa genética más frecuente, "existen dos tipos de pacientes: los que presentan la mutación genética que la origina pero todavía no tienen engrosado el miocardio -enfermedad en fase preclínica- y quienes, además de la mutación, ya presentan engrosamiento del miocardio -enfermedad en fase clínica-", ha explicado el doctor Javier Díez, director del Área de Ciencias Cardiovasculares del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA), uno de los centros integrados en la RECAVA y participante en la investigación.
El estudio ha consistido en "analizar diversos biomarcadores sanguíneos relacionados con el metabolismo del colágeno en tres grupos de sujetos: personas sanas, pacientes con MCH en fase preclínica y pacientes con MCH en fase clínica", ha señalado Díez.
De este modo, la investigación ha determinado que la concentración de uno de los biomarcadores, el llamado propéptido C-terminal del procolágeno tipo I (PICP), se encontraba anormalmente elevada en los pacientes con miocardiopatía hipertrófica. Esta elevación era todavía más intensa en quienes ya presentaban manifestaciones clínicas.
"La gran aplicación práctica de este hallazgo radica en que la determinación del PICP en sangre permitirá identificar a los pacientes con MCH preclínica y fibrosis miocárdica, así como evaluar la severidad de la fibrosis en los sujetos con MCH clínica", ha señalado Díez. Esto es posible porque está demostrado que el PICP se asocia con el depósito miocárdico exagerado de fibras de colágeno.
La fibrosis del miocardio es una lesión característica de la MCH, que contribuye decisivamente al desarrollo de sus complicaciones clínicas. "Durante mucho tiempo se ha pensado que la fibrosis se desarrollaba cuando el ventrículo izquierdo ya estaba engrosado, pero en modelos animales se ha evidenciado que la fibrosis es anterior a dicho engrosamiento", ha subrayado Díez. Existen en fase de desarrollo tratamientos antifibróticos que pueden prevenir la aparición de complicaciones clínicas y por eso la detección precoz de la fibrosis miocárdica resulta fundamental.
La determinación del PICP en personas con MCH no sólo permitirá identificar a los que presentan fibrosis -estén en fase preclínica o clínica-, sino que también "permitirá individualizar la indicación de posibles terapias antifibróticas destinadas a prevenir las complicaciones clínicas de la MCH", ha indicado el investigador. Además, ha afirmado que el diagnóstico mediante PICP "ha demostrado ser más sensible que el actual diagnóstico por imagen".

Noticias relacionadas

04 Jun 2010 - Actualidad

Una única exploración descarta las tres causas principales de muerte súbita en deportistas jóvenes

Una resonancia magnética cardíaca permite desestimar patologías como la displasia arritmogénica, la miocardiopatía hipertrófica o anomalías coronarias.

05 May 2010 - Actualidad

La obesidad materna eleva el riesgo de defectos congénitos cardíacos en el futuro hijo

Un estudio halla que las mujeres obesas son un 11% más propensas que aquellas con peso normal a tener un bebé con una cardiopatía congénita.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?