Lunes, 17 de Junio del 2024

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'JOURNAL OF THE AMERICAN COLLEGE OF CARDIOLOGY'

Un estilo de vida saludable, asociado con un menor riesgo de insuficiencia cardíaca después de los 65 años

JANO.es · 07 julio 2015

Un estudio muestra que los adultos mayores que caminan a un ritmo de 3,2 kilómetros por hora o más rápido tienen menos probabilidad de desarrollar esta enfermedad.

Los adultos que caminan rápidamente, son moderadamente activos en su tiempo de ocio, beben con moderación, no fuman y evitan estar obesos tienen la mitad de riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca que los adultos que no optimizan estos factores de riesgo modificables, según un estudio que analizó a casi 4.500 adultos durante dos décadas y cuyos resultados se publican en JACC: Heart Failure.

Los investigadores, dirigidos por Liana C. Del Gobbo, de la Escuela Friedman de Nutrición y Ciencias Políticas de la Universidad de Tufts, en Massachusetts, Estados Unidos, siguieron a 4.490 hombres y mujeres de 65 años o más que no tenían inicialmente signos de insuficiencia cardíaca durante un máximo de 21,5 años, siguiendo su dieta, hábitos, actividades de ocio, intensidad del ejercicio, consumo de alcohol, hábito de fumar, peso, altura, circunferencia de la cintura y la salud del corazón a través de cuestionarios y exámenes físicos a lo largo del tiempo de estudio.

Durante el análisis, se produjeron 1.380 casos de insuficiencia cardíaca. Los autores detectaron que los adultos que caminaban a un ritmo de 2 millas (3,2 kilómetros por hora) o más rápido presentaban un menor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca. Realizar actividades de ocio que queman más de 845 calorías o más a la semana, no fumar, consumir alcohol moderadadmente con una bebida o más a la semana pero no más de 1-2 bebidas/día y evitar la obesidad también se asociaron, asimismo, con tasas reducidas de IC.

"Es alentador saber que los adultos pueden hacer cambios simples para reducir su riesgo de insuficiencia cardíaca, como realizar actividad física moderada, no fumar y mantener un peso saludable. Aunque los patrones dietéticos no estaban relacionados con el riesgo de insuficiencia cardíaca en este estudio, llevar una dieta saludable es de importancia crítica para la prevención de otras enfermedades cardiovasculares, la diabetes tipo 2 y otras patologías crónicas", afirma Del Gobbo.

Noticias relacionadas

12 Jun 2015 - Actualidad

Realizar ejercicio moderado mejora la capacidad funcional y disminuye la mortalidad en insuficiencia cardíaca

Un estudio muestra que hacer ejercicio físico mejora a largo plazo la capacidad funcional y la calidad de vida de los afectados por IC, reduciendo en un 36% los reingresos hospitalarios.

25 May 2015 - Actualidad

Un nuevo fármaco reduce un 21% el riesgo de muerte en pacientes con insuficiencia cardíaca crónica

El estudio PARAGON demuestra que LCZ696 tiene una acción dual: por un lado, presenta un efecto inhibidor de los receptores de la angiotensina; por el otro, funciona como inhibidor de la neprilisina.

25 May 2015 - Actualidad

La depresión en insuficiencia cardíaca, asociada con un riesgo de mortalidad 5 veces mayor

Un estudio en pacientes con IC muestra que aquellos que no estaban deprimidos presentan un riesgo de fallecimiento inferior en un 80%.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?