Viernes, 23 de Agosto del 2019

Últimas noticias

GERIATRÍA

Un estilo de vida sano permite alcanzar una gran longevidad

JANO.es · 12 febrero 2008

Dos nuevos estudios profundizan en el papel que tienen los hábitos saludables sobre la esperanza de vida y muestran que llegar a centenario es alcanzable si se siguen medidas relativamente sencillas

El trasplante de sangre de cordón umbilical cuadruplica la probabilidad de encontrar donante en comparación con el de médula ósea, lo que eleva significativamente la expectativa de éxito en el manejo de enfermedades como la leucemia. El Dr. Guillermo F. Sanz, del Departamento de Hematología del Hospital Universitario La Fe de Valencia, ha coordinado el curso “Trasplante de sangre de cordón umbilical (TSCU): criterios para seleccionar la mejor unidad”, que ha contado con el patrocinio de Roche Farma y con el respaldo de la Fundación José Carreras, y en el que se han dado cita los expertos de las diferentes unidades de trasplante hematopoyético.

–¿Está en contra de los bancos privados de sangre de cordón umbilical?

–No es que me oponga a ellos, el problema es más complejo. Simplemente, creo que no aportan nada nuevo. Por ejemplo, los bancos españoles de sangre de cordón han realizado ya 350 trasplantes, mientras que en todo el mundo los bancos privados no han publicado ninguno con éxito.

–Lo que parece evidente es que deben cumplir una serie de requisitos...

–Así es. En la legalización de estos bancos se deben tener en cuenta las normas europeas, que insisten en la necesidad de ofrecer una información certera de lo que se puede y se debe hacer con la sangre del cordón umbilical, y garantizar que si una persona invierte su dinero en eso sea una inversión que tenga sentido. Además, los bancos privados tienen que estar sujetos a las mismas normas y estándares de calidad que los públicos.

–¿Cómo valora el hecho de que se decidan almacenar las unidades de sangre de cordón para uso propio?

–No veo ninguna utilidad a esta congelación, ni a la luz de los conocimientos que tenemos ahora ni considerando lo que pueda ocurrir en el futuro. Lo cierto es que, si un paciente dispone de una unidad almacenada para él mismo en un banco privado, y se le tiene que hacer un trasplante, antes que nada se hará una búsqueda de cordón umbilical en los distintos bancos y, en la inmensa mayoría de los casos, se escogerá por diferentes motivos la unidad de sangre de cordón umbilical de otra persona.

–¿Cuáles son estos motivos?

–Las unidades de sangre que se están almacenando en centros privados no ofrecen, hasta el momento, ninguna garantía de calidad. Además, sabemos que para el éxito del trasplante es importante la calidad de las células madre que contiene la unidad de sangre y, si buscamos entre las unidades que hay, aparte de las de uno mismo, seguro que habrá más de una con mayor número de células que las almacenadas por el enfermo. Por otra parte, se debe tener en cuenta que cuando se realiza un trasplante de sangre de cordón autólogo se corre el riesgo de volver a implantar la enfermedad que se está tratando de curar con el trasplante; en realidad, nadie puede asegurar que esas células congeladas no tengan los genes y la predisposición genética para que esa persona enferma, después del trasplante, vuelva a desarrollar otra vez la misma enfermedad.

»La última razón es que, cuando hablamos de enfermedades tan agresivas como la leucemia o un tumor, nos hace falta no sólo el régimen de acondicionamiento, es decir, la quimioterapia que aplicamos antes del trasplante, sino algo que aporta la sangre de cordón de otra persona que no tiene la de uno mismo, y es que al enfermo le cambie el sistema inmunológico.

–¿Qué necesidad hay actualmente en nuestro país de unidades de sangre de cordón umbilical?

–Calculamos que con unas 50.000 unidades más de sangre de cordón umbilical podríamos trasplantar al 90% de los españoles afectados de leucemia, cáncer o linfoma. Con sólo ampliar el inventario de unidades de sangre de cordón disponible, aumentaría la probabilidad de disponer de una unidad de mayor calidad en compatibilidad y celularidad.

–Para llegar a este objetivo hace falta dinero...

–Para conseguirlo sería necesario, por lo menos, una inversión por parte del Estado de unos 25 millones de euros. Esto serviría para mantener el crecimiento de los bancos de sangre de cordón umbilical y, por otro lado, para facilitar la donación altruista de las gestantes que den a luz en unidades autorizadas.

–Realmente, ¿qué beneficios aporta este tipo de trasplante?

–El trasplante de sangre del cordón umbilical podría representar una oportunidad de curación para cerca de 200 pacientes al año en nuestro país. Además, ofrece un valor añadido, ya que se complementa perfectamente con el de médula ósea; no son excluyentes, ya que el cordón se utiliza en los casos urgentes o en los que no hay un donante disponible. El trasplante de sangre de cordón umbilical no requiere una compatibilidad con el receptor tan estrecha y el tiempo de búsqueda es notablemente inferior que en el de médula ósea. Y la probabilidad de encontrar donante y de llevar a cabo el trasplante es muy superior (80% frente al 20%).

–Al igual que sucede con el trasplante de órganos sólidos, ¿es España una referencia mundial en este ámbito?

–Sí. A finales del pasado año se habían contabilizado 313 intervenciones. Estamos en la vanguardia mundial en dos campos: en número de unidades criopreservadas — segundo puesto mundial— y trasplante de adultos —en el que el Hospital la Fe de Valencia es líder mundial.

Noticias relacionadas

15 Jan 2008 - Actualidad

Logran multiplicar por diez la longevidad de un organismo

Científicos estadounidenses prolongan la expectativa de vida de un tipo de levadura mediante una combinación de dieta hipocalórica y la eliminación de dos genes

08 Jan 2008 - Actualidad

Cuatro conductas saludables aumentan en 14 años la expectativa de vida

No fumar, consumir alcohol de manera moderada, practicar ejercicio y comer cada día una cantidad suficiente de fruta y verdura son la clave para vivir más tiempo

19 Dec 2007 - Actualidad

Velocidad al andar y longevidad a edad avanzada

Un artículo publicado en el “Journal of the American Geriatrics Society” indica que los ancianos que aumentan su velocidad al caminar con el tiempo viven más años

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?