Domingo, 29 de Enero del 2023

Últimas noticias

NEUROLOGÍA

Un 'interruptor' defectuoso en el cerebro podría ser el causante de los síntomas de la esquizofrenia

JANO.es · 22 agosto 2013

Un estudio británico muestra que, en estos pacientes, el proceso de conmutación entre la ínsula y la corteza frontal presenta anomalías, lo que explicaría, por ejemplo, las alucinaciones y las voces interiores.

Científicos de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, han demostrado que los síntomas psicóticos, como delirios y alucinaciones, que experimentan las personas con esquizofrenia pueden ser causados por la falta de conexión entre dos importantes regiones del cerebro: la ínsula y la corteza frontolateral. Los resultados del estudio se publican en la revista Neuron.

El hallazgo, señalan los académicos, podría servir de base para tratamientos más específicos y con menos efectos secundarios. El trabajo, dirigido por el profesor Peter Liddle y el doctor Lena Palaniyappan, de la División de Psiquiatría de la Universidad y con sede en el Instituto de Salud Mental, se centró en la región de la ínsula, una ‘isla’ que se halla en el interior del cerebro, y que se encarga de la conmutación sin fisuras entre el mundo interior y el mundo exterior.

Lo explica el Dr. Palaniyappan: "En nuestra vida cotidiana, cambiamos constantemente de mundo privado interior a mundo exterior mediante un proceso de conmutación que está habilitado por la conexión entre la ínsula y la corteza frontal. Este proceso parece estar alterado en los pacientes con esquizofrenia".

Según este especialista, esto podría explicar por qué los pensamientos devienen, en algunos instantes, realidad objetiva externa, lo que da pie a las alucinaciones y a las ‘voces’. Asimismo, contribuiría a explicar las dificultades para interiorizar los placeres materiales externos (disfrutar, por ejemplo, de una melodía musical o eventos sociales), así como el embotamiento emocional que se produce en pacientes con psicosis.

Patrones de plegado demasiado lisos

Los investigadores de Nottingham utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para comparar los cerebros de 35 voluntarios sanos con los de 38 pacientes esquizofrénicos, y los resultados mostraron que, mientras que en la mayoría de los individuos sanos este proceso de conmutación entre regiones cerebrales se llevaba a cabo sin problemas, no sucedía lo mismo en el caso de los enfermos de esquizofrenia.

Los resultados del estudio podrían abrir la puerta al desarrollo de tratamientos más efectivos para la esquizofrenia, una dolencia que afecta a una de cada cien personas. Los científicos no están seguros de cuál es la causa, si bien se sabe que el consumo de drogas incrementa entre tres y cuatro veces la probabilidad de desarrollar sus síntomas.

También se cree que el subdesarrollo del cerebro en el útero causado por complicaciones en el embarazo y en la primera infancia por cuestiones como la desnutrición podría ser determinante. Observaciones anteriores de este grupo de científicos también han revelado la presencia de patrones de plegado demasiado lisos en la región de aislamiento del cerebro en los pacientes, lo que sugiere un deterioro en el desarrollo normal de esta estructura en la esquizofrenia.

En la actualidad, el tratamiento implica una combinación de medicamentos antipsicóticos, terapias psicológicas e intervenciones sociales. Actualmente, sólo uno de cada cinco pacientes con esquizofrenia logra una recuperación completa.

Estimulación magnética intracraneal

Los fármacos antipsicóticos, aunque eficaces en algunos pacientes, presentan tasas de aceptación pobres, ya que a largo plazo muchos pacientes dejan de tomarlos, lo que lleva a la recurrencia de los síntomas incapacitantes. Los investigadores de Nottingham están estudiando una técnica llamada estimulación magnética transcraneal, que se sirve de un impulso magnético para estimular las regiones del cerebro que funcionan mal.

A pesar de que la región insular está tan profundamente enterrada en el cerebro que la EMT por lo general resulta ineficaz, los resultados del estudio de Nottingham sugieren que el bucle entre la ínsula y la corteza frontal podría ser tratado con EMT para estimular la ínsula y restablecer el "interruptor".

Otras opciones de tratamiento podrían incluir el uso de una terapia de meditación, ya que se ha demostrado que esta técnica aumenta los patrones de plegado dentro de la zona de aislamiento del cerebro.

Noticias relacionadas

06 Jun 2013 - Actualidad

Aumentan un 35% en los últimos 20 años los casos de discapacidad en personas afectadas de esquizofrenia

En España, el 30% de las discapacidades ocasionadas por enfermedad se deben a una enfermedad neuropsiquiátrica.

11 Apr 2013 - Actualidad

Presentada una guía para aumentar el conocimiento de la esquizofrenia en pacientes

La información mejora el pronóstico de la enfermedad.

26 Feb 2013 - Actualidad

Luz verde en la UE a la comercialización de loxapina

Este fármaco está indicado para las crisis de agitación en pacientes con trastorno bipolar o esquizofrenia.

Copyright © 2023 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?