Jueves, 29 de Septiembre del 2022

Últimas noticias

RADIOLOGÍA

Un nuevo método de imagen podría facilitar el diagnóstico de la enfermedad de Parkinson en su fase inicial

Medical Xpress · 22 julio 2022

El diagnóstico del Parkinson es complejo y, en las primeras etapas, prácticamente imposible. El método habitual para visualizar la estructura del cerebro utiliza resonancia magnética (RM). Sin embargo, no es lo suficientemente sensible como para revelar los cambios biológicos que se producen en el cerebro de los enfermos de Parkinson, y en la actualidad solo se utiliza principalmente para eliminar otros posibles diagnósticos.

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel), dirigidos por Aviv Mezer, se dieron cuenta de que los cambios celulares en el Parkinson podrían revelarse adaptando una técnica relacionada, conocida como RM cuantitativa (qMRI). Su método les ha permitido observar las microestructuras dentro de la parte del cerebro profundo conocida como estriado, que se sabe que se deteriora durante el progreso de la enfermedad de Parkinson. Utilizando un novedoso método de análisis, desarrollado por Elior Drori, se revelaron claramente los cambios biológicos en el tejido celular del cuerpo estriado. Además, pudieron demostrar que estos cambios estaban asociados a las primeras etapas del Parkinson y a la disfunción del movimiento de los pacientes. Sus hallazgos se han publicado en Science Advances.

La qMRI logra su sensibilidad tomando varias imágenes de resonancia magnética utilizando diferentes energías de excitación, algo así como tomar la misma fotografía con diferentes colores de iluminación. Los investigadores pudieron utilizar su análisis de qMRI para revelar cambios en la estructura del tejido dentro de distintas regiones del cuerpo estriado. La sensibilidad estructural de estas mediciones sólo podía lograrse anteriormente en laboratorios que examinaran las células cerebrales de los pacientes post mortem, lo que no es una situación ideal para detectar la enfermedad en sus primeras etapas o controlar la eficacia de un medicamento.

"Cuando no se dispone de mediciones, no se sabe qué es lo normal y qué es lo anormal en la estructura del cerebro, y qué está cambiando durante el progreso de la enfermedad", explica Mezer. La nueva información facilitará el diagnóstico precoz de la enfermedad y proporcionará marcadores para controlar la eficacia de futuras terapias farmacológicas. "Lo que hemos descubierto –continúa- es la punta del iceberg". Es una técnica que ahora ampliarán para investigar los cambios microestructurales en otras regiones del cerebro. Además, el equipo está desarrollando ahora la qMRI para convertirla en una herramienta que pueda utilizarse en un entorno clínico. Mezer anticipa que eso ocurrirá dentro de 3 a 5 años.

Drori sugiere además que este tipo de análisis permitirá la identificación de subgrupos dentro de la población que padece la enfermedad de Parkinson, algunos de los cuales pueden responder de manera diferente a algunos medicamentos que a otros. En última instancia, ve este análisis "conduciendo a un tratamiento personalizado, permitiendo futuros descubrimientos de medicamentos con cada persona recibiendo el medicamento más apropiado".

Referencia: Sci Adv. 2022;8(28):eabm1971. doi:10.1126/sciadv.abm1971

Noticias relacionadas

11 Apr 2022 - Actualidad

11 de abril: Día Mundial del Parkinson

Según la Sociedad Española de Neurología, más del 50 por ciento de los nuevos casos de esta enfermedad en nuestro país aún están sin diagnosticar y la cifra de afectados se triplicará en los próximos 30 años.

Copyright © 2022 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?