Domingo, 28 de Noviembre del 2021

Últimas noticias

OFTALMOLOGÍA

Un nuevo método revierte la ambliopía en animales

Eurekalert · 21 octubre 2021

La ambliopía es la causa más común de pérdida de visión en los niños, según el Instituto Nacional del Ojo de Estados Unidos. Surge cuando la experiencia visual se interrumpe durante la infancia, por ejemplo, por una catarata en un ojo. Incluso después de la eliminación de la catarata, la visión a través del ojo afectado se ve afectada debido a que ese ojo no desarrolla conexiones fuertes en el cerebro. El tratamiento actual, consistente en cubrir el ojo "bueno" con un parche para fortalecer el amblíope, solo es parcialmente eficaz y no puede ayudar después de un periodo crítico que termina antes de los 8 años.

En un nuevo estudio, neurocientíficos del Instituto de Tecnología de Massachussets (Estados Unidos) y de la Universidad de Dalhousie (Canadá) muestran que, anestesiando temporalmente la retina del ojo bueno, pueden mejorar de forma duradera la visión del amblíope incluso después del periodo crítico en dos especies de mamíferos diferentes.

Los alentadores resultados apoyan la realización de más pruebas preclínicas de la novedosa terapia, en la que la retina del ojo no amblíope se silencia de forma temporal y reversible mediante una inyección de tetrodotoxina (TTX), explica Mark Bear, autor del estudio publicado en eLife.

"Observamos una recuperación en todos los animales -comenta este investigador-. Lo hemos hecho mucho mejor de lo que cualquiera hubiera previsto".

Los resultados ofrecen la esperanza de que el enfoque pueda trasladarse finalmente a las personas, según Kevin Duffy: "Son datos notables que demuestran un perfil de recuperación inigualable. Tengo la esperanza y el optimismo de que este estudio pueda proporcionar una vía para un enfoque nuevo y más eficaz del tratamiento de la ambliopía. Estoy muy orgulloso de haber formado parte de esta gratificante colaboración".

El nuevo enfoque se basa en décadas de descubrimientos neurocientíficos subyacentes dirigidos por Bear que han revelado cómo se desarrolla la ambliopía. Cuando la entrada de un ojo amblíope es débil, las sinapsis claves en los circuitos neuronales que van del ojo a la corteza visual del cerebro se deterioran a través de un proceso que él mismo descubrió llamado "depresión a largo plazo". Pero los estudios teóricos y experimentales de su laboratorio también han demostrado que la suspensión completa pero temporal de la entrada visual crea una condición en la que las conexiones sinápticas pueden volver a fortalecerse por completo, casi como si se estuvieran reiniciando".

En 2016 este equipo mostró que podían restaurar la visión en ratones amblíopes pasado el período crítico mediante la inactivación temporal de ambas retinas con TTX. Pero en el nuevo estudio buscaban determinar si la visión podría recuperarse suspendiendo temporalmente la actividad de la retina solo en el ojo no ambliope en animales mayores, apuntan los autores.

"Estas diferencias pueden parecer pequeñas, pero son importantes por un par de razones –señalan-. En primer lugar, la inactivación de ambas retinas elimina efectivamente la visión; aunque sea de forma temporal, esto presenta algunos desafíos prácticos.  Por tanto, nuestra capacidad de limitar la inactivación a un solo ojo hace que sea potencialmente más manejable para la traslación clínica.  En segundo lugar, actualmente no existe ningún tratamiento para la ambliopía del adulto en los seres humanos. En nuestro estudio utilizamos animales ambliopes maduros que son recalcitrantes a cualquier otro tratamiento debido a la disminución de la capacidad de plasticidad que se produce con la edad".

Los autores también intentaron confirmar su resultado en más de una especie para asegurarse de que el efecto se generaliza al cerebro de los mamíferos. Probaron si la administración de TTX en el ojo no amblíope de los modelos animales produciría una recuperación total de la respuesta visual en su ojo amblíope más allá del periodo crítico. No solo lo hizo en cada uno de los animales probados, sino que, además, las respuestas visuales siempre se recuperaron a niveles normales en el ojo que recibió el TTX.

"Se trata de una demostración muy clara de cómo la comprensión de los principios de la plasticidad sináptica puede dar lugar a una nueva estrategia terapéutica", afirma Bear.

Los investigadores demostraron incluso que las neuronas que transmiten la información visual a la corteza visual que se encogen con la ambliopía pudieron recuperar su tamaño normal.

El efecto de la terapia fue más fuerte y consistente que en los casos clínicos humanos de pérdida de ojo no amblíope, porque una vez que se reinician las conexiones sinápticas del ojo amblíope y vuelve la actividad retiniana en el ojo no amblíope, se refuerzan mutuamente, comenta Bear.

Los resultados apoyan la teoría de que la inactivación temporal del ojo no amblíope prepara el terreno para el fortalecimiento permanente de las sinapsis del ojo amblíope. Esta teoría sostiene que cuando la actividad del ojo no amblíope está completamente ausente, el grado de entrada a través del ojo amblíope es suficiente para desencadenar el fortalecimiento sináptico, o "potenciación a largo plazo".

Referencia: Elife. 2021;10:e70023. Published 2021 Aug 31. doi:10.7554/eLife.70023

Noticias relacionadas

28 Aug 2008 - Actualidad

Gafas electrónicas para la ambliopía

La FDA ya ha aprobado el uso en niños de estas gafas de cristal líquido que funcionan como un obturador electrónico, creadas por la compañía israelí OphthoCare

14 Mar 2008 - Actualidad

Prometedor tratamiento para la ambliopía

Investigadores estadounidenses y chinos proponen una novedosa terapia para resolver el ojo vago en adultos

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?