Lunes, 15 de Abril del 2024

Últimas noticias

UROLOGÍA

Una dieta rica en fibra y vitamina E ayuda a prevenir la aparición del cáncer de próstata

JANO.es · 25 enero 2011

El pescado azul, el aceite de oliva, las legumbres o el tomate son algunos de los alimentos beneficiosos para retardar la aparición de este tipo de tumor.

Entre los múltiples beneficios de la dieta mediterránea, se encuentra el de ayudar a prevenir la aparición de cáncer de próstata y, en caso de desarrollarlo, hacer que el crecimiento de las células tumorales sea un 30% más lento, aseguran desde el Círculo de Braquiterapia Prostática.
En esta línea, desde la organización recomiendan incluir en el consumo habitual alimentos que aporten grasas insaturadas y fibra, ya que esta última influye en los niveles circulantes de testosterona, hormona sexual masculina que se produce en los testículos y en las glándulas suprarrenales. De este modo, son aconsejables los pescados azules y el aceite de oliva, así como diferentes frutas, verduras, legumbres, cereales y frutos secos, entre los que destacan las nueces.
La vitamina E es otro gran aliado para prevenir el cáncer prostático. Además de tener propiedades antioxidantes, inhibe el desarrollo de tumores si se combina con el selenio. El tomate, rico en esta vitamina, posee también licopeno, cuyo consumo de forma natural reduce las patologías cancerosas y cardiovasculares.
La importancia de las revisiones periódicas
Al margen de una dieta saludable y equilibrada, hay un hábito fundamental que los varones deben incorporar a su rutina de vida para detectar de manera precoz el cáncer de próstata. Se trata de las revisiones urológicas anuales, sobre todo a partir de los 50 años (45 años si hay antecedentes familiares), que es cuando mayor riesgo existe a que se desarrolle este tipo de tumor.
Cabe destacar que cuando el tumor se detecta a tiempo las posibilidades de curación aumentan entre un 85% y un 90% y, además, es posible utilizar tratamientos poco agresivos para el paciente. Ese es el caso de la braquiterapia prostática, una técnica mediante la cual se implantan semillas radioactivas de Iodo-125 directamente en el interior de la próstata. De este modo, se evita que la radiación alcance los órganos sanos adyacentes (recto y vejiga) y se minimizan los efectos secundarios.
La braquiterapia prostática puede realizarse cuando el tumor está en su fase inicial o en grados intermedios, con unos porcentajes de curación a los 5 años, según los grupos de riesgo de enfermedad, entre un 84% a 95%. Además, se ha demostrado que esta técnica es la más eficaz para lograr una mejor calidad de vida del paciente, frente a otros procedimientos, como la radioterapia y la prostatectomía, ya que reduce en gran medida los efectos secundarios habituales, como impotencia e incontinencia urinaria.

Noticias relacionadas

23 Mar 2010 - Actualidad

Estudios animales muestran que las nueces combaten el cáncer de próstata

Científicos estadounidenses han comprobado en ratones que una dieta rica en esos frutos secos se asocia a un menor tamaño de los tumores y a un crecimiento tumoral más lento

05 Nov 2009 - Actualidad

Beneficios de la vitamina E en la esteatohepatitis no alcohólica

Mejora el daño hepático y evita la aparición de fibrosis en el hígado en un 43% de los casos

23 Jun 2009 - Actualidad

Té verde para prevenir el cáncer de próstata

Un estudio publicado en ‘Cancer Prevention Research’ que el polifenon E reduce la incidencia del cáncer y ralentiza su progresión

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?