Jueves, 18 de Abril del 2024

Últimas noticias

GENÉTICA

Una secuencia genética permite separar el ADN dañado para repararlo

JANO.es · 28 junio 2011

Un estudio descubre que la proteína AddAB, un mecanismo de reparación celular, requiere de la presencia de una pequeña secuencia genética llamada Chi para realizar su trabajo correctamente.

Un equipo internacional de investigadores, entre los que se encuentra un científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha descubierto una nueva estructura que permite que las cadenas de ADN se mantengan separadas para poder ser reparadas. Se trata de una pequeña secuencia genética capaz de mantenerse unida a una proteína mientras ésta se desplaza a lo largo del ADN y separa sus dos hebras. Los resultados del trabajo aparecen en el último número de la revista Molecular Cell.

Cualquier corte en una molécula de ADN puede dañar a la célula o desembocar en un proceso cancerígeno al perderse parte de la información genética que almacena. Para evitarlo, las células emplean potentes mecanismos de reparación que comienzan al intervenir proteínas helicasas (enzimas que separan las hebras del ADN) y nucleasas (enzimas que cortan el ADN). Uno de esos mecanismos es la proteína AddAB, objeto de estudio de estos científicos en la bacteria Bacillus subtilis, un organismo modelo.

“Hemos observado que esta proteína requiere la presencia de una pequeña secuencia genética llamada Chi para realizar su trabajo correctamente. La secuencia se mantiene unida a la proteína mientras ésta se mueve generando una estructura en forma de anillo y manteniendo la separación entre las dos hebras”, explica Fernando Moreno, investigador del CSIC en el Centro Nacional de Biotecnología.

Los investigadores han empleado un microscopio de fuerzas atómicas para observar el comportamiento de AddAB. Hasta ahora se creía que las helicasas se desplazaban a lo largo del ADN separando las hebras de forma permanente. Sin embargo, pueden juntarse de nuevo en ausencia de la secuencia Chi. El mecanismo que emplea AddAB facilita que el desplazamiento (translocación) y la separación ocurran al mismo tiempo.

Noticias relacionadas

22 Jun 2011 - Actualidad

Arranca en Madrid el Proyecto de Investigación del Síndrome de Dravet

El objetivo es que el desarrollo de la investigación genética y molecular aporte avances en el tratamiento de la enfermedad, que actualmente no tiene cura.

17 Jun 2011 - Actualidad

Expertos en pediatría inciden en la predisposición genética a la obesidad

El Symposium ‘Alimentación materna y su repercusión fetal y a largo plazo’, celebrado en Valladolid, aborda los avances en nutrigenómica para el diseño de dietas adecuadas a cada individuo.

09 Jun 2011 - Actualidad

Descubren una mutación genética que impide la propagación del cáncer de tiroides

Antes del hallazgo, se creía que la proteína de fusión PAX/PPARy aceleraba el crecimiento tumoral.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?