Viernes, 21 de Junio del 2024

Últimas noticias

OBESIDAD

Una sustancia generada por el organismo podría dar lugar a nuevos fármacos contra la obesidad

JANO.es y agencias · 09 agosto 2011

La oleiletanolamida (OEA), producida por el intestino delgado, podría actuar a través de sensores periféricos para activar los mecanismos cerebrales que regulan el apetito y la saciedad.

La oleiletanolamida (OEA) podría actuar a través de sensores periféricos para activar los mecanismos cerebrales que regulan el apetito y la saciedad, dando lugar a nuevos tratamientos para combatir la obesidad y otros trastornos de la alimentación, según una investigación del Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), publicada en Neuropharmacology.

Este componente natural, derivado de los ácidos oleicos y producido en el intestino delgado, ejerce un papel clave en los mecanismos cerebrales que regulan la ingesta y el gasto calórico. La ventaja que ofrece su posible uso farmacológico radica en que su efecto anorexígeno (supresor del apetito) es periférico, a diferencia de la activación directa de ciertas vías cerebrales de la mayoría de los medicamentos inhibidores del hambre que existen hoy en día.

Los experimentos se realizaron en ratas Wistar machos en condiciones de ayuno con el objetivo de evaluar si las acciones anorexígenas del OEA son mediadas por la modulación de las señales centrales o periféricas involucradas en la regulación de la alimentación.

"La administración de OEA indujo cambios en la actividad hipotalámica, pero carecía de efecto sobre la expresión de neuropéptidos (pequeñas moléculas con función cerebral tanto estimulante como inhibidora) en los núcleos neuronales. Además, el OEA produjo cambios periféricos en los péptidos intestinales", apunta el coordinador de la investigación, el doctor Fernando Rodríguez de Fonseca, del Hospital Universitario Carlos Haya de Málaga.

"Podemos decir pues que el OEA puede actuar a través de sensores periféricos para activar los mecanismos cerebrales que regulan la alimentación, lo que podría dar lugar a nuevos métodos de tratamiento de los trastornos alimentarios y la obesidad", señala el jefe de grupo del CIBERobn.

"Es el componente periférico de la actividad del OEA el que resulta especialmente interesante en términos de enfoques terapéuticos para combatir los trastornos alimentarios y la obesidad, ya que la falta de efectos centrales de este nuevo tipo de señales podría dar lugar a tratamientos seguros y libres de los efectos adversos sobre el sistema nervioso que tienen algunos de los medicamentos que hoy en día se utilizan como inhibidores del apetito", explica el experto.

'Pegamento molecular'

Estos fármacos, que son absorbidos en el aparato digestivo de forma inmediata y alteran el sistema nervioso central, pueden provocar dependencia a causa de sus componentes psicotrópicos; además de otras consecuencias fatales como arritmias, crisis de hipertensión o accidentes cerebro vasculares.

Asimismo, la oleiletanolamida también ejerce un papel clave en la fijación de recuerdos a largo plazo, según un reciente estudio de la Universidad de California en Irvine (Estados Unidos), que probó que consolida la memoria o el proceso por el que los recuerdos superficiales a corto plazo se transforman en recuerdos con sentido.

En este caso, se descubrió que administrar OEA a roedores se aumentaba la retención de la memoria, actuando de "pegamento molecular", al ayudar a los mamíferos a recordar dónde y cuándo habían tomado una comida. Así, la relación entre OEA y la fijación de recuerdos a largo plazo podría también abrir ventanas a la lucha contra enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer o el Parkinson.

Noticias relacionadas

03 Aug 2011 - Actualidad

Un nuevo hallazgo refuerza el vínculo entre obesidad y diabetes

Un estudio de las células hepáticas de las personas obesas muestra una disminución de la cantidad de ciertas proteínas que regulan el empalme de ARN.

25 Jul 2011 - Actualidad

Exceder de cuatro frituras por semana aumenta el riesgo de obesidad

Un estudio de la Universidad de Navarra recomienda que no se superen las dos raciones por semana y que, en cualquier caso, los alimentos se frían con aceite de oliva virgen.

04 Jul 2011 - Actualidad

La obesidad infantil es ahora "mucho más peligrosa" que la de hace 20 años

La Asociación Española de Pediatría (AEP) alerta de que empieza a haber niños que, con sólo 10 años, tienen prediabetes tipo 2, son tendentes a la hipertensión o presentan niveles elevados de triglicéridos.

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?