Jueves, 18 de Abril del 2024

Últimas noticias

UROLOGÍA

Una variante genética aumenta el riesgo de cáncer de próstata agresivo

JANO.es y agencias · 12 diciembre 2007

Se encuentra en el gen llamado DAB2IP e incrementa en un 36% las probabilidades de desarrollar tumores prostáticos más graves

Hay nombres de escritores unidos de forma inseparable a los escenarios de sus obras. Resultaría difícil entender la obra de Proust sin París o la de James Joyce sin Dublín, la de Döblin sin Berlín, la de William Kennedy sin su Albany o la de Blanco Amor sin Orense, o a autores como Juan Rulfo, García Márquez y Faulkner sin sus territorios míticos. De alguna forma parece que esas ciudades o esos mundos constituyen la esencia del autor y que sin ellos su obra sería radicalmente distinta. Otros escritores no necesitan ceñirse a la realidad geográfica en sus obras y circulan por diferentes escenarios con igual fortuna: todo el mundo parece ser el escenario de Jorge Luis Borges, Cortázar baila de un lado a otros del océano sin desdoro, Eça de Queiroz recorre Portugal con la misma brillantez o Juan Goytisolo sitúa sus tramas lo mismo en París, que en Marrakech o en España. Hay un autor, con todo, que parece el paradigma del escritor que carecería de singularidad sin un escenario determinado: hablo de Álvaro Cunqueiro. Ciertamente, en la dispar literatura de Cunqueiro hay obras de ámbitos distintos, que se recogen en El hombre que se parecía a Orestes, por ejemplo. Quien conozca a fondo la literatura cunqueirana y haya recorrido las calles de Mondoñedo comprenderá que sin su ciudad natal la obra de Cunqueiro sería otra y, probablemente, más pobre o menos personal. Cunqueiro paseaba por las rúas estrechas y aún decimonónicas de Mondoñedo, escribía en el Cantón de la plaza Mayor, se acercaba a escuchar el rumor del agua en Fonte Vella, andaba por el barrio de Os Muíños, se detenía en las tascas y charlaba con sus habitantes, descubriendo las viejas leyendas que él transformaba posteriormente en obra de arte. En la alameda de Los Remedios iba incansablemente de arriba abajo, se detenía estudiar la iglesia de Los Remedios, analizaba la extraña arquitectura de la fachada de la catedral, atravesaba el puente do Pasatempo en el que dice la leyenda que entretuvieron a la mujer de Pardo de Cela, que llevaba la orden de suspender la ejecución de su marido; en ese puente, con vacías artimañas, consiguieron retener a la mujer en tanto la cabeza de su marido rodaba por la plaza de la catedral. En Mondoñedo está Manolo Montero, que se disfraza de Mago Merlín y asegura que se inspiró en él Cunqueiro para escribir Merlín e familia. Quien se pierde en Mondoñedo se interna en las páginas de Cunqueiro, en la magia de unos libros imperecederos, en un mundo que poco a poco se desvanece.

Noticias relacionadas

29 Nov 2007 - Actualidad

Braquiterapia, el tratamiento menos invasivo para el cáncer de próstata

Los especialistas defienden este tipo de terapia, consistente en introducir a través de finas agujas semillas radiactivas de Yodo-125 o de Paladio-103 directamente en la próstata

12 Nov 2007 - Actualidad

Exceso de peso asociado a la mortalidad por cáncer de próstata

El sobrepeso y la obesidad en el momento del diagnóstico constituyen un factor de riesgo independiente de mortalidad a causa de la enfermedad, según un nuevo estudio

15 Oct 2007 - Actualidad

Supervivencia estacional del cáncer de próstata

Un estudio noruego sugiere que los pacientes diagnosticados en verano u otoño sobreviven más tiempo que los diagnosticados en invierno o primavera

Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?