Jueves, 18 de Abril del 2024

Últimas noticias

ONCOLOGÍA

Vacuna experimental contra el glioblastoma multiforme

JANO.es y agencias · 03 junio 2008

Datos presentados en Chicago muestran que esta vacuna duplica la supervivencia de los pacientes afectados por este tumor cerebral mortal

Una vacuna dirigida a inducir inmunidad ante la forma más común de tumor cerebral mortal, el glioblastoma multiforme, podría retrasar la recurrencia y aumentar en más del doble la supervivencia de los pacientes, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Duke (Estados Unidos). Los resultados se han presentado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, celebrada en Chicago.
 
La vacuna se centra en una proteína que se expresa en alrededor de la mitad de todos los tumores de glioblastoma multiforme. Se trata de la variante III del receptor del factor de crecimiento epitelial (EGFRvIII), que no se expresa en los tejidos normales pero sí a menudo en los glioblastomas multiformes, por lo que se convierte en una diana atractiva para una vacuna.
 
La vacuna se dirige a la proteína y aumenta la respuesta inmunitaria ante ella, eliminando las células del tumor que expresan la proteína y evitando que vuelvan a desarrollarse los tumores cerebrales en pacientes que han sido ya diagnosticados y tratados con regímenes estándar, que incluyen la cirugía, la quimioterapia y la radiación.
 
El estudio incluyó a 23 pacientes, tratados en el M.D. Anderson Cancer Center y en el Centro Médico Universitario de Duke. Todos habían sido diagnosticados de glioblastoma multiforme y habían sido tratados con la terapia estándar. Los pacientes en el ensayo recibieron inyecciones de la vacuna cada mes junto con termozolomida, fármaco que se cree que aumenta la respuesta inmunitaria al EGFRvIII.
 
Según explicó el Dr. John Sampson, director del estudio, "mientras que el organismo se está recuperando de la quimioterapia, la respuesta inmunitaria es en realidad más fuerte a medida que el sistema inmunológico realiza una compensación excesiva para repararse. Es el momento perfecto para administrar una vacuna".
 
Los pacientes sobrevivieron sin recurrencia de los tumores durante una media de 16,6 meses, lo que supera el doble de los habituales 6,4 meses en estos pacientes. Los participantes del estudio vivieron una media de 33,1 meses. Los diagnosticados con esta enfermedad y tratados con la terapia estándar suelen vivir una media de 14,3 meses.
 
"Estamos más que duplicando el tiempo de supervivencia en este grupo y tenemos algunos pacientes a los que se diagnosticó la enfermedad hace 4, 5 o 6 años, lo que es algo que no se ha oído antes en estas personas", explicó el Dr. Sampson.
 
La vacuna carece prácticamente de efectos secundarios. La única queja de los pacientes suele ser la inflamación en el lugar donde se realiza la inyección. En la actualidad acaba de comenzar el ensayo en fase III en más de 20 localizaciones de Estados Unidos.
Copyright © 2024 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?