Martes, 18 de Mayo del 2021

Últimas noticias

CARDIOLOGÍA

Valentín Fuster subraya el carácter adquirido del infarto de miocardio

JANO.es · 02 octubre 2012

El director del CNIC abre la I Jornada de Actualización Cardiovascular con una conferencia magistral en que insiste en el enorme impacto de la aceleración de esta enfermedad en la patología cerebral, tanto vascular como degenerativa.

Valentín Fuster, director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), recalcó la necesidad de promover la salud cardiovascular para revertir una epidemia “difícil de controlar porque nos creemos invulnerables”, especialmente en lo que se refiere al infarto de miocardio, “que es básicamente una enfermedad adquirida, más que genética”. Fuster pronunció estas palabras en la conferencia 'La enfermedad cardiovascular subclínica. El gran reto de la década', que abrió la I Jornada de Actualización Cardiovascular.

El también director médico del Hospital Mount Sinaí de Nueva York y director del Instituto Cardiovascular de dicho hospital, esbozó una historia del estudio y conocimiento de las enfermedades cardiovasculares, en un acto que supuso el inicio de la actividad científica, docente y divulgativa del nuevo Centro Integral de Enfermedades Cardiovasculares (CIEC) de HM Hospitales.

Tal como recordó el profesor Fuster, “en el 75% de los casos, el infarto de miocardio se produce porque se rompe una placa arteriosclerótica débil con mucho colesterol, lo que produce una úlcera y un coágulo de sangre que bloquea la arteria y finalmente provoca el infarto, mientras que en el 20-25% la placa es muy avanzada, sin cubierta de endotelio y la sangre coagula sin que haya una úlcera ni ruptura de placa porque hay una hipercoagulabilidad de la sangre”.

"Hoy sabemos", prosiguió, "que la enfermedad arteriosclerótica crece por coágulos pequeños que se van formando de forma silenciosa; es decir, que cuando hablamos de la ruptura de placa estamos hablando de un tema crítico, de la primera causa de mortalidad en el mundo: la enfermedad coronaria aguda, y concretamente el infarto de miocardio”.

En este sentido, en la enfermedad arteriosclerótica “lo que ocurre más frecuentemente son trombos pequeños en enfermedad silenciosa, y la placa va creciendo”, indicó, y agregó: “Un infarto es una excepción, ya que se rompen muchísimas placas y el infarto es una de ellas, en la que hay un trombo que ocluye completamente, pero de cada 20 placas que se rompen sólo una provoca un infarto de miocardio, mientras que el resto hace que la enfermedad avance”.

En el plano diagnóstico de la enfermedad compleja coronaria, el director del CNIC recalcó el papel de las tecnologías de imagen no invasivas, como “la Tomografía Computerizada con Inyección, que permite ver las arterias coronarias, aunque no las placas”; e hizo lo propio con las vinculadas a la detección de la enfermedad cerebral, donde “la resonancia magnética permite ver las arterias que van al cerebro y dónde está el colesterol, y la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) nos deja ver dónde está la inflamación”. “Gracias a la tecnología podemos detectar a personas asintomáticas que puede tener un gran problema en el futuro”, aseguró.

Una enfermedad adquirida

Asimismo, Fuster insistió en el carácter adquirido de la patología cardiaca isquémica, según las conclusiones de un estudio iniciado hace cuatro años y en el que él participa. “La genética contribuye, pero ésta es básicamente una enfermedad adquirida de la conducta”, ya que “el 95% de los infartos de miocardio se dan en individuos que tienden a tener al menos uno, pero generalmente dos o más factores de riesgo de los que se suelen mencionar”, tales como obesidad, tabaquismo, hipertensión, sedentarismo, incumplimiento terapéutico, diabetes y una incorrecta alimentación o hipercolesterolemia familiar.

Ante ello, abogó por una actitud comprensiva por parte del médico y expuso datos según los cuales “con dos factores de riesgo, hay una posibilidad del 25% de sufrir un accidente de infarto de miocardio o cerebral en 10 años, y un 75% en 30 años, lo que obliga a mirar a largo plazo”.

Asimismo, hizo hincapié en el enorme impacto de la aceleración de esta enfermedad en la patología cerebral, tanto vascular como degenerativa y la necesidad de cambiar nuestros hábitos, ya que “nos creemos invulnerables, lo que hace que esta epidemia sea muy difícil de controlar”.

Promover, mejor que prevenir

Finalmente, el director del Instituto Cardiovascular del Hospital Mount Sinaí se posicionó a favor de luchar por un cambio terminológico favorable para todos -“no hay que hablar de ‘prevención’, sino de ‘promoción’ de la salud”-; así como de instar a los gobiernos a incrementar esfuerzos dirigidos a la enfermedad crónica, ya que, “a menudo, sólo les interesan los elementos agudos”, a mejorar la comunicación intersectorial, y a trabajar en el abordaje de esta enfermedad desde las bases científicas, una postura de “motivación y pasión” hacia el objetivo a conseguir, y un fomento de la educación sanitaria.

Noticias relacionadas

28 Sep 2012 - Actualidad

Valentín Fuster se vuelca en promover una cultura nutricional en la escuela para prevenir la obesidad

La principal línea del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, organismo que él preside, consistirá en concienciar a los más pequeños de la importancia de adoptar hábitos saludables.

05 Jul 2012 - Actualidad

Valentín Fuster dirigirá las políticas contra la obesidad infantil en España

El cardiólogo, nombrado responsable del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, cuya creación anunció la ministra de Sanidad, Ana Mato, el pasado mes de mayo.

26 Oct 2011 - Actualidad

Valentín Fuster recibe el galardón ‘Español Universal’ 2011

En la persona del doctor Fuster la Fundación Independiente pretende homenajear a "todas aquellas personas del mundo de la medicina que ayudan a proyectar el nombre de España en el mundo".

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?