Miércoles, 22 de Mayo del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'EUROPEAN JOURNAL OF EPIDEMIOLOGY'

Vinculan los frutos secos en el embarazo con un mejor desarrollo neuropsicológico del bebé

JANO.ES · 14 mayo 2019

La ingesta de al menos 3 raciones a la semana en los primeros meses de gestación se relaciona, a largo plazo, con una mejor función cognitiva.

Su consumo se ha asociado con menos problemas cardiovasculares, un menor riesgo de diabetes y cierta protección contra el deterioro cognitivo, entre otros beneficios. Pero a la lista de bondades que tiene tomar frutos secos también podría unirse la mejora del desarrollo neuropsicológico de los bebés, a juzgar por los resultados de una nueva investigación liderada por científicos del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Sus conclusiones, publicadas en la revista European Journal of Epidemiology, muestran que la ingesta abundante de nueces, avellanas o almendras en el primer trimestre de embarazo se asocia con una mejor función cognitiva, capacidad de atención y memoria de trabajo de los descendientes, que se ha comprobado a largo plazo.

"El desarrollo de los niños se evaluó a través de distintos test al año y medio, cinco años y ocho años después del nacimiento", explica Florence Gignac, investigadora del ISGlobal, centro impulsado por la Caixa. Y lo que mostraron los análisis, realizados a un grupo de 2.200 parejas de madre e hijo (proyecto INMA), fue que los bebés nacidos del grupo que había consumido una mayor cantidad de frutos secos durante el primer mes de embarazo tenían mejores resultados que el resto.

En concreto, continúa Gignac, los investigadores comprobaron que aquellos casos en que las madres habían consumido en torno a tres raciones semanales de 30 gramos en la primera etapa de su embarazo, presentaban, en el estudio de la función cognitiva, "tres puntos más que los del grupo de bajo consumo". El trabajo tuvo en cuenta posibles factores de confusión, como el conjunto de la dieta, el origen socio-económico de las madres o si habían dado lactancia materna, entre otros condicionantes.

Las tres raciones diarias registradas en el grupo de máximo consumo son inferiores al patrón de ingesta que recomienda la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria -que aconseja entre tres y siete raciones por semana-; por lo que Gignac estima que "si se adecuase el consumo medio a las recomendaciones, los beneficios podrían ser mucho más amplios".

Los resultados del trabajo, subraya, sugieren que "la nutrición materna es un factor determinante para el neurodesarrollo con consecuencias a largo plazo, como el rendimiento en la escuela o tener menos problemas de aprendizaje". Con todo, Gignac remarca que no se observó el mismo beneficio con el consumo de frutos secos en el tercer trimestre del embarazo.

"Nuestro estudio no ha analizado el porqué de estas diferencias", señala. "Pero otros trabajos han sugerido que el ritmo de desarrollo no es igual a lo largo de la gestación y que hay periodos en los que la sensibilidad a la dieta materna es mayor", añade.

Según explica, los beneficios asociados a los frutos secos pueden deberse a su alto contenido en nutrientes como el ácido fólico o los ácidos esenciales omega-3 u omega-6, que "tienen a acumularse en las áreas frontales del cerebro, relacionadas con las funciones ejecutivas y de memoria".

Noticias relacionadas

26 Oct 2015 - Actualidad

El aumento del consumo de frutos secos está relacionado con una mejora de la función cognitiva en hombres mayores

Un estudio muestra que los hombres de más de 67 años que consumen más de 2 raciones de frutos secos a la semana obtienen mejores resultados en los test neuropsicológicos.

25 Nov 2013 - Actualidad

Un estudio afirma que comer frutos secos reduce la mortalidad en un 20%

Las personas que consumen al menos siete raciones semanales de estos alimentos presentan menos probabilidades de morir por enfermedades cardiovasculares, cáncer y afecciones respiratorias, según una reciente investigación estadounidense.

31 Aug 2011 - Actualidad

El aceite de oliva y los frutos secos revierten la arteriosclerosis

Un estudio de la Universidad de Navarra muestra que la modificación del patrón dietético logra reducir en apenas un año el espesor de la capa íntima-media de la arteria carótida.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?