Sábado, 16 de Octubre del 2021

Últimas noticias

SIDA

Continuidad del tratamiento antirretroviral en África

JANO.es y agencias · 16 octubre 2007

El 60% de los pacientes infectados por el VIH en el continente consigue tomar durante dos años la medicación que necesita para mantenerse con vida

En el último JANO previo al parón vacacional dábamos cuenta, en páginas de actualidad, de los datos oficiales sobre las listas de espera quirúrgica, un excelente parámetro para calibrar el estado de salud del sistema sanitario que comenzó a controlarse hace 2 años.

Los datos comunicados por Sanidad, correspondientes a todas las comunidades autónomas excepto Madrid, que utiliza un sistema de cómputo diferente que hace inviable, según la Administración Central, comparar los datos con los del resto de España, lejos de acercar al optimismo abocan a la preocupación.

La realidad es que, a 31 de diciembre de 2005, uno de cada 100 españoles estaba en lista de espera quirúrgica, pendiente pues de la llamada que diera vía libre a su intervención.

El número de pacientes en espera estructural, 380.050, se mantenía prácticamente igual que en diciembre de 2003, si bien es cierto que se apreció un ligero descenso, del 5%, respecto a junio de 2005. Pero, en general, los números no han mejorado e incluso algunos indicadores han ido a peor: el tiempo medio de demora ha pasado de 81 a 83 días y el porcentaje de quienes se ven obligados a esperar más de 6 meses ha crecido del 9,16% al 9,48%.

La titular de Sanidad, Elena Salgado, atribuyó públicamente estos datos negativos al aumento de población cubierto por la sanidad pública, que creció desde 2003 en más de 2 millones de habitantes, y arguyó otro argumento mucho menos claro, más discutible si se quiere, que es que los pacientes exigen ser intervenidos en cuanto empiezan a notar molestias. Cuando antes, apuntó la ministra, "se movían" en el momento en que ya no aguantaban más.

Asimismo, declaró que es propósito de Sanidad intensificar la búsqueda de soluciones para reducir la espera de aquellos pacientes que presentan procesos de salud más graves.

Los datos confirman que la actividad quirúrgica general aumentó en los dos últimos años en torno al 19%, pasando de poco más de 959.000 intervenciones en 2003 a más de 1.144.000 en 2005. En los 11 procesos prioritarios definidos en el Real Decreto 605/2003 sobre listas de espera, dirigido a reducir drásticamente éstas y el tiempo de demora, la actividad quirúrgica se incrementó un 23%.

Traumatología, oftalmología y cirugía general y del aparato digestivo son las especialidades que acumulan mayor número de pacientes. Los tiempos de espera más prolongados corresponden a cirugía máxilofacial, cirugía plástica y neurocirugía, y los más reducidos a dermatología, ginecología y urología.

Con los datos sobre la mesa, cabe hacer algunas reflexiones. La primera es obvia y refleja el fracaso en el intento de reducir de forma significativa las listas de espera.

La segunda tiene que ver con el sistema de cómputo, ya que Sanidad presenta las cifras de forma global y no hace pública su evolución por comunidades, que son en definitiva las únicas administraciones responsables de su gestión. Esta forma de presentar los datos confunde y ha sido objeto de críticas desde distintos estamentos.

La tercera se relaciona con la ausencia de datos en el informe global de la Comunidad de Madrid, la única que sólo contabiliza a los pacientes cuando han concluido todas las pruebas previas a la intervención. Su sistema de cómputo es distinto y no facilita que se tenga una visión general de la situación de las listas de espera estatales.

Por pueril que suene, viene al caso recordar una vez más que los políticos y los partidos deben de estar al servicio de la sociedad a la que representan, que tiene el absoluto derecho a conocer los datos reales y no aquellos que convengan por puntuales intereses, estrategias o vaivenes.

Cada persona, cada paciente que espera, es alguien expectante e inquieto. Un ser humano que espera resolver cuanto antes su situación y esa circunstancia exige el máximo respeto desde todas las partes.

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?