Martes, 18 de Junio del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'ACCIDENT ANALYSIS & PREVENTION'

El alcohol y la temeridad aumentan la probabilidad de conducción delictiva

UNIVERSIDAD DE GRANADA · 20 diciembre 2018

Un estudio de la Universidad de Granada señala como predictores de un comportamiento delictivo al conducir un consumo de alcohol elevado, un estilo de conducción incauto y la infraestimación del riesgo en actividades de ocio.

Hasta el momento, la conducta infractora ha sido relacionada ya con algunas variables demográficas como el género masculino o las edades más jóvenes (menores de 40 años). Ahora, investigadores de la Universidad de Granada (UGR) han determinado cuáles son los predictores potenciales de la reincidencia al cometer delitos al volante. Los resultados se publican en la revista Accident Analysis & Prevention.

En el trabajo participaron 297 conductores: 87 reincidentes (7 mujeres y 79 hombres) y 206 no reincidentes (105 mujeres y 101 hombres), que respondieron a una batería de cuestionarios en los que se les preguntaba sobre algunos datos demográficos (género y edad), hábitos de consumo de alcohol, estilos de conducción (temerario, agresivo, distraído, cauteloso y des-estresante), su infraestimación del riesgo en distintas facetas de la vida (ocio, salud, negocios, social), su sensibilidad al refuerzo y al castigo y su agresividad al volante.

Los autores, Cándida Castro, Pablo Doncel y José Luis Padilla, aportan nuevas claves. "Los resultados facilitan un modelo de regresión capaz de predecir la reincidencia, explicando un 34% de la variabilidad y clasificando exitosamente a 77,6% de los participantes", destacan.

El estudio apunta que el exceso de consumo de alcohol en la población reincidente es el factor que predice en mayor medida el hecho de que repita la conducta. ¿Este factor se podría corregir a través de intervención psicológica con programas de desintoxicación, ya que estos conductores deben ser tratados¿, señalan los autores.

Además, la reincidencia podría ser la punta del iceberg para la detección de problemas de salud (con consecuencias sociales, familiares, económicas, etc.) que podrían verse mejorados a través de programas psicológicos de desintoxicación.

Asimismo, los estilos de conducción incautos hallados en la muestra de conductores reincidentes "se podrían modificar a través de cursos de sensibilización y programas de modificación de la conducta de conducción, por ejemplo, que tengan en cuenta un visión holística y empática de todos los usuarios del tráfico".

Más refuerzo y menos castigo

Los investigadores señalan que el problema de ¿la impulsividad y la búsqueda de sensaciones en los conductores reincidentes¿ se podría abordar con programas de entrenamiento en una adecuada predicción de peligros y estimación del riesgo en el tráfico.

Por otra parte, el estudio de la UGR mostró que los conductores reincidentes se muestran más sensibles al refuerzo que al castigo. "Esta idea podría hacernos reflexionar sobre la efectividad de las actuales medidas punitivas (por ejemplo, multas o retirada del carné 8 meses) para modificar la conducción de los reincidentes cuando recuperan su permiso por puntos", explica la investigadora Cándida Castro.

Así, los autores consideran que es necesario empezar a pensar en plantear otras medidas más reforzantes basadas en pequeños incentivos que premien el buen comportamiento al volante, como por ejemplo hacen las primas de los seguros.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?