Miércoles, 21 de Agosto del 2019

Últimas noticias

PUBLICADO EN 'SCIENTIFIC REPORTS'

La caspa empeora por culpa de los desequilibrios entre bacterias

JANO.es · 13 mayo 2016

Un estudio demuestra que la gravedad de este trastorno está más ligada a las bacterias que a los hongos, como se pensaba hasta ahora.

La caspa es un trastorno común de la piel que reviste el cráneo. Casi el 50% de la población en todo el mundo tiene caspa. Ahora, un estudio publicado en Scientific Reports señala que el desequilibrio entre diferentes especies bacterianas del cuero cabelludo agrava esta afección.

Hasta ahora, de entre los microorganismos del cuero cabelludo, los hongos habían sido señalados como los principales culpables de que algunas personas tengan más caspa. El equipo de expertos de la universidad Jiao Tong de Shanghái, China, investigó la relación entre las condiciones fisiológicas –donde se incluye la edad, los niveles de sebo y la composición de los microorganismos del cuero cabelludo– con la gravedad de la caspa.

El estudio se llevó a cabo con 174 muestras de 59 participantes chinos de edades comprendidas entre los 18 y los 60 años de edad.  Los científicos tomaron las muestras de ocho secciones diferentes del cuero cabelludo de los participantes, a los que requirieron lavarse el pelo 48 horas antes de las pruebas.

Mejorar las condiciones fisiológicas

Los resultados revelan que la gravedad de la caspa está más ligada a las bacterias presentes en el cuero cabelludo que con los hongos, contradiciendo lo que hasta ahora se pensaba.

Las especies de bacterias más abundantes que se encuentran en el cuero cabelludo (Propionibacterium y Staphylococcus) muestran una inhibición recíproca que agrava el problema  de caspa. Según el estudio, en presencia de caspa, los niveles de Propionibacterium disminuyen y las poblaciones de Staphylococcus aumentan en relación a un cuero cabelludo normal.

La solución para disminuir la cantidad de caspa reside en equilibrar estas dos poblaciones bacterianas, regulando las condiciones fisiológicas que aumenten los niveles de Propionibacterium. Los autores sugieren que el sebo y el agua serían ayudarían a contrarrestar el desequilibrio, ya que el sebo actúa como fuente de alimento y la humedad proporciona un entorno adecuado para su crecimiento.

Copyright © 2019 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

Política de cookies
x
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?