Sábado, 12 de Junio del 2021

Últimas noticias

NEFROLOGÍA

Una enzima llamada NEDD4-2 podría ayudar a frenar la enfermedad renal crónica

Newswise · 07 mayo 2021

Investigadores australianos han comprobado que desempeña un papel importante en la promoción del daño renal inducido por un elevado consumo de sodio en la dieta.

Investigadores de la Universidad del Sur de Australia han identificado una enzima que podría ayudar a frenar la enfermedad renal crónica, que afecta a unos 700 millones de personas en todo el mundo.

"Esta enzima, llamada NEDD4-2, es fundamental para la salud de los riñones", explica Jantina Manning, científica del Centro de Biología del Cáncer de la citada universidad y autora principal de la investigación, que se ha publicado en Cell Death & Disease.

Según su estudio, llevado a cabo con animales, existe una correlación entre una dieta alta en sal, los bajos niveles de NEDD4-2 y la enfermedad renal avanzada. Aunque una dieta rica en sal puede agravar algunas formas de nefropatía, hasta ahora los investigadores no sabían que la enzima NEDD4-2 desempeña un papel importante en la promoción de este daño renal inducido por la sal.

"Ahora sabemos que tanto una dieta rica en sodio como unos niveles bajos de NEDD4-2 favorecen la progresión de la enfermedad renal, incluso en ausencia de hipertensión arterial, que normalmente va unida al aumento de sodio", afirma Manning.

NEDD4-2 regula la vía necesaria para la reabsorción de sodio en los riñones con el fin de garantizar el mantenimiento de los niveles correctos de sal. Si la enzima NEDD4-2 se reduce o inhibe, el aumento de la absorción de sal puede provocar daño en los riñones.

Incluso las personas que siguen una dieta baja en sal pueden sufrir daño renal si tienen niveles bajos de NEDD4-2 debido a variaciones genéticas o mutaciones en el gen que la codifica.

El objetivo a largo plazo de los investigadores es desarrollar un fármaco que pueda aumentar los niveles de NEDD4-2 en personas con enfermedad renal crónica (ERC). "Ahora estamos probando diferentes estrategias para asegurarnos de que esta proteína se mantiene en un nivel normal todo el tiempo para la salud general del riñón", apuntan.

Han observado que en la nefropatía diabética los niveles de NEDD4-2 están muy reducidos. Esto ocurre incluso cuando la sal no es un factor. El estudio también revela un hallazgo sorprendente: que la enfermedad renal inducida por una dieta alta en sal no siempre se debe a la hipertensión arterial.

"En muchos casos, la enfermedad renal se ve exacerbada por la hipertensión, por lo que quisimos investigar esa relación en nuestro estudio. De hecho, descubrimos todo lo contrario: que una dieta alta en sal provocaba una pérdida excesiva de agua y una presión arterial baja. Esto es significativo porque significa que la enfermedad renal también puede darse en personas sin hipertensión", detalla Manning.

"La obesidad y el estilo de vida son dos factores principales que impulsan la enfermedad renal crónica, pero también hay otros factores en juego -finaliza la investigadora- Las lesiones renales agudas, los medicamentos tomados para otras afecciones, la hipertensión arterial y una predisposición genética también pueden causarla".

Referencia: Cell Death Dis. 2021 Apr 14;12(4):398. doi: 10.1038/s41419-021-03688-7

Noticias relacionadas

Copyright © 2021 Elsevier Este sitio web usa cookies. Para saber más acerca de nuestra política de cookies, visite esta página

Términos y condiciones   Politica de privacidad   Publicidad

¿Es usted profesional sanitario apto para prescribir o dispensar medicamentos?